29. enero 2019
La pareja está sentada. Uno dentro del otro, cara a cara, los amantes se contemplan más allá de sus cuerpos físicos. Ambos se encuentran en perfecta consonancia. Sus respiraciones están perfectamente sincronizadas. Y cada chakra se encuentra alineado con el chakra del otro. No es necesario moverse. Basta con el placer de sentir esos movimientos sutiles y delicados que se inscriben en las cavidades interiores del cuerpo. Tal que olas de amor y armonía.
29. enero 2019
«Entra en mí ―dice la mujer―, pero soy yo la que guía tu movimiento». El hombre la penetra gracias al movimiento y al ritmo del pie de esta colocado sobre su pecho. Así pues, es ella quien decide las aceleraciones y desaceleraciones de la penetración. El hombre solo tiene que avanzar hacia la entrada de la cueva sagrada. La mujer le dirá dónde está la fuente del placer profundo.
28. enero 2019
Arriba, abajo, arriba, abajo… Proyectado hacia arriba, se despega de la barra como una tortilla, para que, tras un golpe fuerte de cadera, se retorne al suelo.¡Recuerda el balancín de tu infancia para transformarlo en juego amoroso y catapultar a tu pareja hasta las alturas del séptimo cielo! Hay posturas amorosas donde ambos se trabajan el placer de su amante y donde la pasividad no tiene cabida. En la posición del balancín, cada uno tiene su turno. Es un juego ante todo, una postura...
27. enero 2019
Si a la mujer le gusta ser pasiva y sentirse sometida en la cama, admirando a su macho dominante, la posición del caballero montado es la más apropiada En la posición del caballero montado, la mujer se echa de lado, una pierna extendida sobre la cama, la otra plegada. El hombre se arrodilla a horcajadas sobre la pierna estirada de la mujer. Él eleva la otra pierna de su amante contra su pecho, el pié hacia su hombro, y la estrecha contra él. La amplia apertura de los muslos permite una...
27. enero 2019
La barca y el rio siempre van a la par y se asocian en una unión perfecta. En esta postura sexual, los amantes aprenden a coordinar sus movimientos y, por una vez, tienen que acostumbrarse a no estar frente a frente. Embarcarse en esta aventura puede ser complicado, pero el viaje es agradable. La barca sigue la corriente y raramente se va a pique. En la posición de la barca, hombre y mujer descubren nuevas sensaciones. Ambos exploran nuevas posibilidades prestando atención a no estropear la...
27. enero 2019
Tener las piernas de la pareja alrededor del cuello y poder plantar la mirada entre sus muslos abiertos aporta una dimensión casi mágica a un típico encuentro sexual. La posición base es clásica, la mujer echada de espaldas sobre el borde de una cama alta o una mesa, con las piernas elevadas en ángulo recto. El hombre se sitúa de pie entre los muslos de la amada, que coloca sus piernas sobre los hombros de él por los tobillos, los pies juntándose por detrás de su cabeza. Él abraza...
27. enero 2019
Comparado con la unión de los amantes, los pies en la tierra es una postura mucho más sorprendente. Fácil de realizar en cualquier momento y lugar, permite que la pareja se descubra y fomente su imaginación erótica al tiempo que incrementa la pasión sexual. “Los pies en la tierra” tiene en sí todo lo necesario para llevar a cabo muchas fantasías. Uno se imagina siendo otro o tomando varias identidades para montar un juego erótico muy excitante. Sin verse cara a cara, los amantes se...
27. enero 2019
Andrómaca, mujer de Héctor, el gran héroe de Homero, disfrutaba cabalgando encima de su esposo. La leyenda cuenta que detrás de la puerta los esclavos se masturbaban, durante sus coitos. La mujer domina al hombre y se convierte en su maestra del placer. Él, tumbado, y ella, encima con las piernas flexionadas, aprovechan una postura que los sexólogos recomiendan a los poco iniciados en las artes amatorias. Andrómaca es satisfactoria para las mujeres que desean descubrir el orgasmo y para...
27. enero 2019
Para unirse en este abrazo del panda, hombre y mujer se acuestan en toda su longitud, frente a frente pero pies contra cabeza. El rostro de ella frente a las piernas de él y viceversa. Una posición riquísima en sensaciones. El hombre tiene las manos libres para recorrer la parte inferior de su pareja, acariciándola, ya que la bocas de los amantes quedan muy lejanas. Si ella lo desea, se puede aprovechar la ocasión para estimular la zona anal o bien penetrar con un dedo el ano, lo que...
27. enero 2019
Para los humanos, la posición del perrito tiene una connotación “animal” tremenda. Es la de los mamíferos cuadrúpedos y, por eso, va cargada de fantasías sexuales primitivas que pueden atraer o repulsar. En ellas, la mujer se tumba boca abajo o bien apoyada sobre las rodillas, al tiempo que el hombre la penetra por detrás. Ambos disfrutan de la penetración intensa y profunda que proporciona la postura. Los movimientos de cadera ayudarán a exprimir al máximo el orgasmo en la mujer,...

Mostrar más